31 de marzo de 2011

Green

Este gato lo rescatamos recién atropellado. Una amiga llamó por teléfono una mañana diciendo que en su instituto se había refugiado un gato que se arrastraba, nadie le ayudaba, unos decían que les daba asco, otros que le dejaran morirse... Lo recogimos y lo llevamos al albergue. No podía caminar y temíamos que quedara paralítico, pero nunca perdimos la esperanza. Al final, con semanas de reposo comenzó a caminar y lo soltamos en la gatera. Al principio caminaba algo raro, pero ahora no hay si una sola huella que indique que sufrió un accidente en las patas. Corre como el que más.

Se llama Green (verde, como la esperanza).

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Todas las imágenes son propiedad de La Sonrisa de Kuzca y colaboradores.