7 de abril de 2011

La transformación que logra una sonrisa

Este peludito fue abandonado en la puerta del albergue (estando abierto). Al principio era receloso con la gente, tenía mucho miedo, pero poco a poco, con mucha paciencia y mimos hemos conseguido que sea el compañero perfecto alegre y activo. Esta misma mañana le hemos sacado a pasear y nos ha sorprendido con saltos y alegrías además de juegos. No tiene problemas con las personas ni con los gatos, sólo necesita a alguien que sepa apreciarle.












Disfrutando de un descanso tras el paseo en un banco de los jardines al solecito.


*Adoptado.

2 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

Qué bonico! quién diría que este maravilloso perro daría un cambio tan espectacular tanto en su carácter como en su expresión, la cual lo dice todo...
Sólo necesitan mimos y mucho amor, no piden nada más!! la gente debería estar más concienciada!!!

La sonrisa de KUZCA dijo... [Responder]

@Anónimo Hoy me ha visto antes que yo a él y me he dado cuenta porque he oído un ladrido insistente. Me estaba llamando desde la zona de cachorros dando saltos. Ojalá alguien se fije en él pronto.

Se ha producido un error en este gadget.
Todas las imágenes son propiedad de La Sonrisa de Kuzca y colaboradores.